escudo escudo colombia
Unidad de Medios de Comunicación - Unimedios
Agencia de Noticias
pd
Mapa del sitio

   

 
Nación
Pinares de Oriente es un barrio donde viven familias desplazadas por el conflicto sociopolítico de la ciudad y de la región. Foto: archivo particular

Pinares de Oriente es un barrio donde viven familias desplazadas por el conflicto sociopolítico de la ciudad y de la región. Foto: archivo particular

Con el acompañamiento de la U.N. en Medellín, la comunidad ha implementado con éxito un proyecto de seguridad alimentaria con un enfoque agroecológico. Foto: archivo particular

Con el acompañamiento de la U.N. en Medellín, la comunidad ha implementado con éxito un proyecto de seguridad alimentaria con un enfoque agroecológico. Foto: archivo particular

Los habitantes del asentamiento consumen productos cultivados por ellos mismos, tal y como lo hacían en sus veredas de origen antes de ser desplazados. Foto: Víctor Holguín - Unimedios

Los habitantes del asentamiento consumen productos cultivados por ellos mismos, tal y como lo hacían en sus veredas de origen antes de ser desplazados. Foto: Víctor Holguín - Unimedios

La Universidad Nacional de Colombia en Medellín promueve iniciativas de autogestión y desarrollo comunitario. Foto: Víctor Holguín - Unimedios

La Universidad Nacional de Colombia en Medellín promueve iniciativas de autogestión y desarrollo comunitario. Foto: Víctor Holguín - Unimedios

Con los recursos del proyecto, la comunidad adquirió los materiales para construir y dotar los galpones. Foto: Víctor Holguín - Unimedios

Con los recursos del proyecto, la comunidad adquirió los materiales para construir y dotar los galpones. Foto: Víctor Holguín - Unimedios

La intervención, de carácter integral, ha logrado recuperar la esencia campesina a través del cultivo de hortalizas, el mejoramiento del hábitat y la forma de relacionarse de los habitantes.

La intervención, de carácter integral, ha logrado recuperar la esencia campesina a través del cultivo de hortalizas, el mejoramiento del hábitat y la forma de relacionarse de los habitantes.

Desplazados reivindican memoria cultural con apoyo de innovación social

Bogotá D. C., ene. 02 de 2014 - Agencia de Noticias UN- Estudiantes y docentes de la U.N. apoyan el proceso de reconstrucción social y económica de Pinares de Oriente, un asentamiento de desplazados por el conflicto sociopolítico, ubicado en lo más alto de la Comuna 8 de Medellín.

Para los habitantes de Pinares de Oriente, un barrio anclado en el cerro tutelar Pan de Azúcar, en Medellín, otra vez es posible preparar una ensalada de lechuga, tomate y cebolla o disfrutar un refrescante jugo de tomate de árbol con productos cultivados por ellos mismos, tal y como lo hacían en sus veredas de origen antes de ser desplazados.

En el sector, alrededor de 185 familias que huyeron del conflicto rural y urbano de diferentes regiones del departamento de Antioquia y del país, buscan nuevas oportunidades para salir adelante. Para ello, cuentan con el respaldo de la Universidad Nacional de Colombia en Medellín, que promueve iniciativas de autogestión y desarrollo comunitario.

Según el profesor Rafael Rueda Bedoya, líder del proyecto y adscrito a la Facultad de Arquitectura, allí se adelantó un proyecto de extensión solidaria que contribuyó a mejorar la calidad de vida y el hábitat. Para lograrlo, se implementaron sistemas de agricultura urbana con enfoque agroecológico y se tuvieron en cuenta la sostenibilidad, la organización comunitaria, la soberanía, la autonomía y la seguridad alimentaria.

En este empeño participaron cuatro grupos estudiantiles de la Institución (Graeco, GEZ, Arboretun y Jardín-Capilla), Bienestar Universitario y la Escuela de Hábitat de la Facultad de Arquitectura, las cuales a través de talleres de capacitación y convites o mingas se articularon con la población para  formular y ejecutar la iniciativa.

Así, se plantearon cinco componentes: huertas, producción avícola, producción cunícola (conejos), siembra de plantas nativas y árboles frutales e instalación de jardines. El objetivo central era contribuir a mitigar y a reparar el cerro ambientalmente y convertir el sector en un jardín con murales y grafitis en las fachadas, con la idea de recuperar la memoria cultural.

Después de la primera actividad de socialización, los vecinos participaron activamente en los talleres para aprender a construir, por ejemplo, un galpón de pollos y conejos, sembrar hortalizas y árboles, reforestar, preparar abonos orgánicos, entre otras labores.

Cilantro, cebolla, lechuga, espinaca, maíz, tomate de árbol, papa y arveja, etc., son cultivados de forma orgánica. “Ya no tenemos que sacar quinientos o mil pesos para comprar verduras, ahora vamos a la huerta y cogemos lo que vamos a consumir”, cuenta una habitante.

María Isela Quintero, coordinadora de la Mesa de Desplazados de la Comuna 8 de Medellín y del proyecto de Seguridad Alimentaria, resalta que la propuesta se construyó entre la comunidad y la U.N., y que responde a necesidades reales de las personas.

“Hemos recuperado la esencia campesina con una intervención integral que no solo contempla el cultivo de hortalizas, sino también un mejoramiento del hábitat y de la forma como nos relacionamos”, expresa Quintero.

Según cifras de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (CODHES), en Colombia hay 5,7 millones de desplazados, datos que lo ubican en el primer lugar en el mundo. Antioquia aparece como el departamento con mayor número de víctimas de este flagelo, con una cifra de 61.252 desplazados en 2012, de los cuales 37.938 llegaron a Medellín, el municipio con mayor recepción.

Apuesta por la sostenibilidad

“Si uno quiere conseguir una meta todo se hace más fácil”, dice orgullosa Elizabeth Henao, encargada de manejar el galpón de pollos y su propia huerta. Al principio pensó que no sería capaz de hacerlo y ahora se desvive en cuidados con los animales y las plantas.

Cada quince días o cada mes, los voluntarios de la U.N. llegaban al sector para instruir a los habitantes en asuntos como el diseño de la huerta y de las instalaciones para la crianza de animales, el manejo de la temperatura y la ventilación e iluminación en la producción de pollos.

“Es muy valioso este trabajo porque nos ha permitido cosechar alimentos, organizarnos, unirnos más y tener un apoyo económico”, expresa Henao.

Con los recursos del proyecto, la comunidad adquirió los materiales para construir y dotar los galpones. El plante inicial consistió en 600 pollos, 10 conejas y 2 conejos, un kit de semillas de hortalizas para cada familia, otro de árboles frutales, cerca de 200 árboles nativos, material de jardinería, así como pintura para los grafitis y murales que mejorarían las fachadas de algunas viviendas. Los habitantes aportan su talento al organizar talleres y convites junto con integrantes de la U.N.

Compromiso  ético

El proyecto hace parte de la línea de investigación en Desplazamientos y Movimientos de Población de la U.N. A partir de esta, los pobladores pueden acudir a la Institución para dar sus testimonios; sin embargo, los estudiantes también llegan a la comunidad, interactúan con ella y formulan iniciativas académicas que respondan a sus necesidades.

María Isela Quintero manifiesta que es importante que la Universidad salga de los claustros y se dirija a las calles para conocer las carencias cotidianas y así poder proponer soluciones. “El reto es que la academia llegue a los barrios con objetivos claros, que haya una construcción conjunta que permita pensar en una verdadera transformación social”.

Agrega que han podido mostrarles a diferentes estamentos oficiales y privados que es posible cambiar la realidad. “También nos hemos demostrado que podemos reconstruir el tejido social que perdimos cuando tuvimos que salir desplazados”.

Esta clase de iniciativas, enmarcadas en la llamada innovación social, son esenciales para ciudades como Medellín que lidera los índices de desigualdad en el país y que es una de las mayores receptoras de desplazados.

(Por:Fin/GR/sup)

N° 904

Proyectos sociales deben ser cuantificables para conocer impacto.

Proyectos sociales deben ser cuantificables para conocer impacto

Por medio de los indicadores de los proyectos de innovación social, la Vicerrectoría de Investigación de la U.N. pretende orientar a la comunidad sobre la importancia de evaluar sus iniciativas en términos de adopción e impacto.Ver más

El avance de esta investigación representa un ahorro significativo para el sector agrícola, pues este mineral es importado y cada vez resulta más escaso. - spanish.alibaba.com

Microorganismos sacan fósforo a las rocas

La investigadora Laura Osorno de la U.N. Sede Medellín analizó la roca fosfórica colombiana con el fin de procesarla y utilizarla en la fertilización de suelos de forma más eficiente que los productos comerciales.Ver más

Valle del Cauca potencia agrícola que puede perder competitividad. - inelco.com.co

“Modelo agropecuario empobrece más al campo”

El congresista Jorge Enrique Robledo, exdocente de la U.N., cuestionó el modelo agropecuario del país y destacó la importancia de fortalecer la ciencia y la innovación en el sector productivo del Valle del Cauca.Ver más

Las pictografías habrían sido hechas por chamanes del período Precerámico. Fotos: Felipe Castaño

Pictografías de Facatativá pertenecen a chamanes del período Precerámico

Estas fueron elaboradas por chamanes de comunidades de cazadores-recolectores y tienen entre 3.000 y 5.000 años de antigüedad.Ver más

El edificio cuenta con banda ancha de 10 GB de velocidad, iluminaciones led y salones equipados con tecnología para teleconferencias.

Edificio 401 de Ingeniería se inauguró con nuevo nombre

Edificio Insignia Julio Garavito Armero, así es como desde hoy se le conocerá al antiguo edificio 401 de la Facultad de Ingeniería de la U.N. Ver más

Durante un mes, la Universidad Nacional vivió la Ruta de la Innovación.

Reconocen espíritu innovador en la U.N.

Un sistema que permite diagnosticar daños en máquinas rotativas, un modelo de ecoturismo sostenible basado en biocomercio y una aplicación móvil para proveer un servicio de información sobre la U.N. fueron algunas de las ideas...Ver más

El sendero ecológico de la U.N. Sede Amazonia se ha convertido en una herramienta para la investigación y enseñanza de la flora, la fauna y la ecología de la selva ecuatorial amazónica.

Sede Amazonia: 25 años construyendo región

Universidad Nacional Sede Amazonia cumple 25 años de hacer presencia en la región y de ofrecer a los habitantes de la triple frontera (Colombia, Perú y Brasil) la experiencia de tener una oferta académica diversa y un campus...Ver más

La pectina es un producto químico de origen vegetal que funciona como agente gelificante y fuente importante de fibra nutricional. Foto: Cortesía Martha Echeverry

Extracción enzimática de pectina reduce impacto ambiental

A través de la enzima pectinasa, investigadoras de la U.N. consiguieron extraer la pectina de materiales vegetales residuales como cáscara de granadilla y naranja.Ver más

Los estudiantes tuvieron la oportunidad de interactuar con el Isharkfin.

Software ayuda a identificación rápida de especies

Tomar una foto de la aleta de un tiburón puede ser suficiente para que posteriormente, a través de un software, se produzca una identificación automática.Ver más

Colombia tiene un plan nacional de desarrollo y un presupuesto basado en ingresos del sector petrolero. FOTO: www.colombia.com

Precio del petróleo afecta economía nacional

El mejoramiento de la economía en los países desarrollados, especialmente en Estados Unidos, y la desaceleración en China están influyendo en los precios internacionales del petróleo y afectando a naciones productoras como...Ver más

Universidad Nacional de Colombia
Carrera 45 No 26-85 - Edificio Uriel Gutiérrez
Bogotá D.C. - Colombia
Gobierno en Lí­nea Agencia de Noticias UN Contaduría General de la Nación
PBX: 3165000 ext. 18108
agencianoticias@unal.edu.co
Aviso Legal